Miércoles, 17 de Julio de 2019.

Esa torta que imaginas está en Pastelería Tía Lucy.

Esa torta que imaginas está en Pastelería Tía Lucy

Junio 16, 2016

Es una de las más concurridas de la zona sur de Santiago. Se especializan en tortas de celebración, un verdadero producto 'estrella' que puede aparecer en casi todos los gustos y formas imaginables en esta casa pastelera enclavada en una importante comuna de la Capital; La Florida.

Los invitamos a leer esta entretenida y fresca conversación con Luz Retamal, más conocida como la Tía Lucy. Su Pastelería es un bello ejemplo de superación y emprendimiento familiar.

¿Nos cuenta sobre los inicios, esos primeros años?

Hace 27 años, empecé sin nada, sin dinero, sólo tenía las ganas y la necesidad. Era muy pobre y tenía que mantener y educar a mis tres hijos. Y en esta necesidad tan grande y sin dinero me dije “voy a hacer tortas” porque desde pequeña hacía tortas con mi mamá ella era muy buena para la pastelería y las hacía no para vender, sino para regalar… a los tíos, a las primas. Luego empecé a hacer tortas para vender a los vecinos, conocidos, en todas partes y poco a poco empecé a tener clientes. Cocía bizcochos en el horno de la cocina, me amanecía haciendo tortas, porque en el día tenía que atender a mis hijos. Hacía empanadas también y mis hijos que estaban chicos me ayudaban a vender casa por casa y las vendían todas. Con lo que vendíamos juntaba la plata para pagarles el colegio y comprar materiales para seguir produciendo y poco a poco empecé a tirar para arriba. Luego un amigo nos ofreció comprarnos un horno, porque no teníamos respaldo económico, y se lo fuimos pagando en cuotas. Así fueron mis inicios.

Creo que un ángel nos ha protegido siempre no hay otra explicación para haber crecido tan rápido. Empezaron a llegar clientes y más clientes, fue tanto que hubo un momento que colapsamos y necesitábamos más gente que nos ayudara, así que le dije a mi marido que se saliera de su pega y trabajara con nosotros, además el ganaba poquito… y le enseñé a hacer bizcochos, masas de hoja, merengue, etc.

Yo iba a cursos que tomaba por ahí, y mientras yo iba a aprender de repostería él me hacía los bizcochos, merengues y las masas y cuando volvía me tenía todo listo jajajaja. Luego se incorporaron nuestros tres hijos. Uno de mis hijos decoraba las tortas, especialmente las de novios. Es todo un artista, lo hacía mejor que yo, pero ahora ya no lo hace, él es ingeniero en telecomunicaciones y hoy se dedica a todas las redes, comunicaciones, compras e importaciones de la pastelería. Y por eso hemos crecido y lo más importante es que me instalé con clientela. Cuando abrí el negocio hace 15 años (compramos la esquinita de la pastelería) se llenó de gente. Fue una bendición, y vino toda la plana mayor de la comuna, gente conocida y el alcalde de La Florida, y me trajeron muchas flores… la gente pensaba que me había instalado con una florería, jajaja. ¡Fue tan hermoso!

Poco a poco fuimos creciendo y compramos todo el local que ves hoy, que es enorme. Lo compramos a través de un crédito con el banco. He tenido siempre grandes respaldos, tuve un vecino que trabajaba en un banco y él nos consiguió los créditos para comprar el resto del local y crecer con nuestro negocio, es una gran persona y lo quiero muchísimo. Teníamos la plata para comprar el terreno pero no para construir. Juntamos peso a peso para responder al banco, trabajamos muchísimo con mis niños y mi esposo. Esta empresa se formó gracias a ellos, yo era la cabeza del negocio la que desarrollaba ideas, así crecimos trabajando juntos… siempre. Mi esposo y mis hijos hoy están a cargo de varias áreas del negocio y lo están haciendo muy bien. Tengo 71 años y ellos se dan cuenta que a veces me agoto y me cansa el negocio, por eso, están más preocupados de todo. La idea es que cuando me retire ellos continúen con este negocio, de a poco les estoy ayudando a manejar todo, y estoy feliz con su desempeño en la pastelería.

La pastelería cuenta en la actualidad con 105 empleados. Sobre sus planes futuros, la Tía Lucy nos dice; “Tengo ganas de irme a vivir a Puerto Varas y colocar una pastelería chiquitita… Fui una semana y me enamoré del lugar así que lo estoy pensando [sonríe]”

¿Cuál es el ingrediente principal para tener éxito en el rubro pastelero?

El ingrediente principal, es tener clientes antes de empezar el negocio, partir con clientes o te tocará esperar años para que el negocio tenga éxito… ¿cómo lo hago para conseguirlos?, bueno, hay que hacer un par de tortas y les convidas a los vecinos y amigos, para que conozcan tu producto. Así comencé yo. Trabajar bien, con honradez, elegir buenos productos, hacer tortas con los mejores insumos que ofrezca el mercado, hacer las cosas con cariño y amor.

¿Qué ingredientes basales prefieren y por qué?

En la pastelería los ingredientes basales son la harina, el azúcar, la crema, el manjar y la mermelada. Acá las mermeladas las hacemos todas nosotros.

¿Cómo se reconoce una buena torta?

Por la masa, hacer una buena masa, esponjosa, suave y… probándola jajajaja. Si le gusta al cliente es una buena torta.

¿Nos puedes señalar la experiencia del cliente, qué les comentan?

La mayoría de los clientes están muy satisfechos con nuestra variedad, y algunos son clientes de años. Vienen cada semana a comprar pasteles, tortas, empanadas. Siempre recibimos buenos comentarios y el agradecimiento de ellos. Algunos nos han reclamado el tiempo de espera, porque es mucha la gente que vienen a comprar, especialmente el fin de semana. Esto se llena y les toca esperar un poco, por eso implementamos la atención con número, así es más parejo para todos.

¿Cuál es la oferta actual de tortas?, ¿Cuáles son las favoritas de los clientes?

Tenemos mucha variedad, pero las que nunca deben faltar son las de amapola, lúcuma y hoja, son las favoritas de los clientes. Tenemos también de frambuesa, piña, y nuestra oferta actual es una para 12 personas que cuesta $10.000. Hacemos también tortas a pedido, tortas de novios, para cumpleaños y bautizos. Y sólo los fines de semana sacamos una línea de pasteles y tortas para diabéticos.

Estamos también haciendo pruebas para sacar productos sin gluten o para celíacos. Esperamos pronto agregar esta línea de productos para aquellos clientes que no pueden disfrutar de la pastelería tradicional.

Sabemos que es tremendamente generosa y siempre regala productos a instituciones, colegios, hogares…

Recibo muchas cartas, de colegios, hogares de ancianos, instituciones que me piden colaboración y siempre les regalo a los colegios, niños de escasos recursos, instituciones, fiestas de hogares de ancianos, personas con cáncer, a todos los que me han escrito o venido a ver para pedirme ayuda, incluso he donado a bingos que se realizan para juntar dinero para ayudar a personas que estén pasando alguna necesidad. Siempre he ayudado cuando me lo han pedido. Yo cuando armé este negocio prometí que ayudaría a las personas que tienen menos, porque yo de niña viví mucha escasez, mucha necesidad, pero con una madre maravillosa, fui rica en afectos, en amor. Me emociona hablar de ella, disculpe, pero ella era la mejor del mundo, ella me heredó estas manos, el amor por la cocina, a hacer las mejores masas y tortas, a ser honrada, trabajadora. Ella fue papá y mamá para mí y mis hermanos, era una mujer ejemplar, maravillosa y luchadora.

Prometí ayudar siempre a todos los que pudiera, porque yo hoy tengo mucho, quiero mucho a mis colaboradores, sus niños y familia. Construimos un lugar especial para ellos, con piscina, quincho, juegos. Todo para que disfruten mis empleados, quiero que ellos tengan un lugar para entretenerse, compartir con sus compañeros y sus familias, trato de darle a mi grupo de trabajadores lo mejor. Yo le dije a mi esposo que me dejara ser como soy, soy feliz dando al que me pide… así soy, tengo un marido fabuloso un siete e hijos maravillosos y trabajadores a quienes amo con el alma.

¿Cuál es esa torta regalona, la que jamás dejará de ofrecer?

La de Amapola, lúcuma y hoja son la más requerida por nuestros clientes.

Háblenos de sus proveedores, ¿Quiénes la han acompañado desde sus inicios?

Uno de mis proveedores más antiguos es Soprole, he trabajado con ellos desde el comienzo. Utilizamos varios de sus productos. Me han atendido muy bien. También trabajamos con cremas vegetales como Puratos y Rich para la elaboración de los adornos de las tortas.

Cuéntenos su experiencia Maquipan CashDro.

Con mi hijo viajamos a una feria de maquinaria industrial en Alemania, allá vimos la CashDro. Cada almuerzo o café pagábamos directo con esta máquina, y nos gustó el sistema. Cuando regresamos a Chile, pensamos en importar la máquina, pero luego fuimos a una feria de Maquipan y la vimos. Somos clientes de muchos años de Maquipan, todas las máquinas de la pastelería se las compramos a ellos. Y ellos nos trajeron la primera máquina CashDro y es fantástica, nos da más seguridad que la caja tradicional.

Tía Lucy, aprovechando su experiencia de años, ¿Nos puede relatar su visión respecto de la industria pastelera actual?

La veo con buen crecimiento, aunque he leído que el crecimiento será de alrededor del 2%, dada la situación económica del país. Ojalá no baje mucho, porque la gente siempre quiere comer dulces, pasteles y tortas, así que espero que los pronósticos estén errados y la industria siga creciendo ya que la oferta es amplia.

Tía Lucy, floridana de toda una vida... un ejemplo de esfuerzo y dedicación. Nos sorprende con una amplia gama de pasteles y delicias dulces con recetas clásicas de esas que aprendió de las manos de su progenitora, y que te harán recordar el calor de la cocina y su inconfundible sabor.

www.pasteleriatialucy.cl

Últimas Publicaciónes