Sábado, 17 de Noviembre de 2018.

Escuela Internacional Artebianca: Vocación y Pasión con Método.

Escuela Internacional Artebianca: Vocación y Pasión con Método

Sepiembre 24, 2017

Por Jeannette Muñoz Aranda

La practica profesional del arte repostero en Europa y Estados Unidos lleva varias décadas generando importante valor agregado a quienes son parte de este rubro alimenticio. Hoy en Chile, contamos con un nuevo concepto de capacitación, incluso con Método Propio.

Las panaderías y Pastelerías de estos continentes han visto como la contínua capacitación de sus panaderos y pattisiers han elevado las propuestas y al mismo tiempo han colaborado con educar a los clientes, que prefieren cada día más productos más elaborados, servicios más personalizados, siempre respetando cadenas de valor y sustentabilidad.

La Escuela Artebianca, perteneciente a empresas Maquipan, ya está entregando los primeros frutos. En estos primeros meses de exitoso funcionamiento ha logrado agregar valor al segmento panadero y pastelero, brindando módulos de capacitación y una completa malla de Cursos de Formación para la Panadería y Pastelería chilena, que requería dar este salto de calidad y acercarse a los mercados más prestigiosos del orbe.

Así lo detalla el Director Internacional de la Escuela Artebianca, el destacadísimo Maestro Panadero Catalán Josep Pascual; “La continua capacitación es el único sistema que nos garantiza tener profesionales preparados y que sepan extraer el máximo de sí mismos, de forma eficiente y de manera que hacen que la producción sea más rápida, minimice los costos y aumente los beneficios.”

La propuesta de Artebianca es fusionar lo artesanal con las nuevas tendencias. Sus cursos están dirigidos a quienes quieren profesionalizarse desde cero, para emprendedores que quieran comenzar un negocio o ya tengan panadería, profesionales que buscan especializarse o que quieran conocer nuevas tendencias y cursos para aficionados.

¡Capacitar es Profesionalizar!

“El oficio panadero especialmente es bastante menospreciado en Chile, pero con formación y capacitación en todos los aspectos de la profesión, empezando por conocer los orígenes, dominar las técnicas y luego saber mostrar al mundo, lo que hacemos, exponer bien lo que fabricamos y dar a conocer todos los beneficios saludables de nuestro producto. Así avanzamos en el orgullo de ser panadero-pastelero”, señala Josep Pascual, quien ha apostado sus talentos y prestigio en potenciar en Chile a Artebianca y profesionalizar el rubro de la panadería y pastelería, porque como el mismo Director Internacional nos señaló en una entrevista de hace algunos meses que; “¿Se imagina la medicina sin un profesional formado detrás? Pues la profesionalidad nos da esa garantía”.

Y para el futuro, Josep Pascual es enfático; “Nuestro sueño es ser una escuela de referencia en toda el área de Sudamérica, que acoja todas las tendencias y técnicas que van saliendo en todo el mundo, del que salgan profesionales tan bien valorados que puedan encontrar trabajo en cualquier país del mundo y que dentro de Chile marque un antes y un después en el tema de formación, capacitación y profesionalidad del sector del Bakery”.

Las tareas del Director Internacional de Artebianca son esencialmente dos:

Fuera de Chile es recoger todas las tendencias que van surgiendo en todo el mundo y vaciar todos esos contenidos en el marco de la capacitación de la Escuela. Buscar acuerdos y sinergias con las mejores escuelas de panadería y pastelería a nivel internacional, con las que se van a compartir conocimientos e intercambiar alumnos y docentes. De hecho Artebianca ya cuenta con acuerdos con la escuela de referencia de Alemania en Weinheim, con la escuela nacional italiana y con escuelas en España.

La tarea de Josep Pascual al interior de Artebianca, cada vez que se encuentre en Chile es ideológica y estratégica, en cuanto a activar los conceptos de producto y diseño de mallas de formación y módulos de capacitación y también la organización de seminarios y trainings con los mejores profesionales del sector, a nivel internacional.

Elevar la profesión, el oficio, el servicio y el producto…

“La capacitación, formación en la empresa debe de ser constante para poder mejorar, renovar y elevar el nivel de los productos que se elaboran adaptándose a las necesidades de un nuevo consumidor más exigente, que quiere productos atractivos, sabrosos, con texturas diferentes en una misma pieza y sobre todo que sean más digeribles y les ayude al equilibrio de la salud física. Y para ello usamos en Artebianca masas madres, grasas adecuadas, equilibrio en los azúcares y productos libres de conservantes y mejoradores”. Nos detalla Josep Pascual, Maestro Panadero Catalán.

Los maestros panaderos en Chile deben, a juicio del maestro europeo, entender que el pan no es sólo un alimento, que forma parte de la historia de la humanidad, que ha ido creciendo y transformándose al tiempo del desarrollo humano y el conocer los orígenes nos hace entender el porqué y el cómo de muchas cosas relacionadas con este alimento, y en base a esta visión, dar a conocer que estamos ofreciendo no sólo un alimento, sino que estamos ofreciendo salud y para ello debemos de ser conscientes de cómo lo hacemos y elaboramos para ofrecer al cliente un producto saludable.

Artebianca, en palabras de Josep Pascual, nace “por la necesidad de dar valor a una profesión que no está valorizada ni profesionalizada. Para mejorar debemos conocer que hacemos, encontrar las técnicas para mejorar lo que ya sabemos hacer, capacitarnos para entender mejor que ocurre dentro de las masas y tener recursos técnicos para dar los acabados adecuados a cada producto”.

El Método Artebianca

Los cursos son desarrollados bajo el Método Artebianca, una metodología propia y única de enseñanza. Con certificación internacional. Se caracteriza por el uso de masas madre y materias primas naturales con enfoque en lo saludable. Los sellos de la Escuela son:

1. Potenciar la Artesanalidad en los procesos de elaboración de productos en panadería y pastelería.

2. Preocupación y búsqueda del Bienestar & Salud en todas nuestras preparaciones.

3. Profesionalizar la formación de panaderos y pasteleros, bajo estándares internacionales.

4. Búsqueda de la Excelencia en todas las actividades formativas de la escuela y en las prácticas por todos los formados en ella.

5. Formar con Vocación y Pasión a nuestros alumnos, fortaleciendo el orgullo de ser panadero y pastelero.

La internacionalidad de la Escuela Artebianca no solamente es por la presencia de Josep Pascual, quien está constantemente capacitando al equipo, da los lineamientos y está supervisando el desarrollo de las clases. Junto a él, Chefs instructores se han capacitado en el extranjero y los alumnos formados en la escuela van a lograr un nivel internacional, para desempeñarse en Chile y el exterior, en mercados de altas exigencias. Además Escuela Artebianca generará importantes convenios y/o certificaciones con las principales escuelas de panadería y pastelería en Europa.

La pasión y entusiasmo del maestro catalán estimulan a cualquiera; “Pues el máximo desafío que puede tener una persona que ama, valora y vive intensamente su profesión es... ¡ser capaz de transmitir todas las potencialidades que tiene la profesión de panadero-pastelero!”.

www.artebianca.cl

Últimas Publicaciónes